El negocio de la Seguridad del Estado y la Reventa de Visas en la Embajada de Estados Unidos en La Habana



Idarmis Le贸n fue empleada en la embajada de Estados Unidos en La Habana durante cuatro a帽os y medio (de diciembre de 2012 a junio de 2017). Un buen trabajo, con un salario que le permit铆a tener independencia econ贸mica pero que termin贸 por convertirse en una pesadilla.
"Despu茅s de estar 12 d铆as en Estados Unidos comenc茅 a darme cuenta del estr茅s acumulado a nivel f铆sico y mental. Tras mucho pensar opt茅 por convertirme en una migrante. Fue la decisi贸n m谩s dura de mi vida porque no tengo 20 a帽os y siempre quise vivir en mi pa铆s", relat贸 durante un v铆deo publicado en su canal 

Para esta ciudadana cubana, que vive en la Florida desde agosto, marcharse de la Isla era decir adi贸s a una vida "sin grandes lujos, pero desahogada". Lo que llev贸 a abandonar su Cuba natal fue un c煤mulo de actuaciones contra su vida personal y profesional a trav茅s de la Seguridad del Estado.

Todo comenz贸 a partir de febrero del a帽o 2016, cuando "empezaron a ocurrirme cosas muy desagradables que hicieron que cambiara de forma sustancial mi vida profesional y personal". La relaci贸n sentimental que manten铆a con su pareja durante casi cinco a帽os se rompi贸. "Quise saber qu茅 hab铆a ocurrido porque no estaba convencida que fuera una ruptura normal. En mi 煤ltima conversaci贸n con ella me dijo que era lo mejor para mi desarrollo profesional".
Idarmis explic贸 que ese argumento nunca termin贸 de convencerla e investig贸 qu茅 pod铆a haber detr谩s de aquella abrupta decisi贸n. "Despu茅s de un par de meses salieron a relucir cosas, como que en su trabajo hab铆a fuertes v铆nculos con dos de los hijos de Fidel Castro , Alexis Castro y Alejandro Castro", asegur贸.
"La manipularon, la chantajearon en cosas relativas a su trabajo. Todos sabemos las cosas que uno puedo llegar a hacer cuando tiene un buen trabajo en Cuba. Mi ex accedi贸 a todo tipo de presiones para preservar su status", a帽adi贸.
Aquella separaci贸n se convirti贸 en el punto de inicio de las hostilidades, que abarcaron desde seguimientos hasta actos de boicot para perjudicarla en su trabajo.

Presiones en el vecindario

Los fines de semana empez贸 a recibir llamadas y mensajes de texto que le aconsejaban ir a una direcci贸n espec铆fica en Miramar. "Me reiteraban que nada malo me iba a pasar pero que fuera, lo que me llev贸 a bloquear ese n煤mero aunque siguieron intent谩ndolo con otro tel茅fono", confes贸.
Los actos de acoso llegaron a su tiempo libre. Uno de ellos se produjo, seg煤n su testimonio, en la F谩brica de Arte Cubano. "Un hombre se sent贸 a mi lado cuando estaba con unos amigos y me pidi贸 que recordara que ten铆a un buen trabajo, pero que pod铆a estar mucho mejor y ser una reina en La Habana".

Precisamente su trabajo en el edificio consular le vali贸 para sentir presiones en su vecindario a ra铆z de las visas para viajar a Estados Unidos. "Personas con las que no ten铆a ning煤n contacto cercano me empezaron a preguntar qu茅 hab铆a que hacer para viajar al Yuma", revel贸 durante el v铆deo.

La Seguridad del Estado y la reventa de visas

Para esta exfuncionaria de la sede diplom谩tica estadounidense todo iba encaminado a afectar su vida dentro y fuera del trabajo, al mismo tiempo que acus贸 a la Seguridad del Estado de estar detr谩s de la reventa de visas.
"La Seguridad del Estado tiene la capacidad para acceder a las personas incluso vestidos de civiles, porque tiene la inhumanidad para hacer lo que quieran. En las calles de La Habana es de conocimiento p煤blico que durante d茅cadas esto suced铆a. Incluso amistades m铆as me preguntaban si con determinado dinero lograban una visa para viajar a territorio estadounidense", afirm贸.
"Eso el gobierno cubano lo sabe porque este tipo de cosas llevan un armaz贸n, una log铆stica, una organizaci贸n y no pasaba nada sin que ellos no se enteraran", agreg贸 Le贸n.

En este sentido acus贸 a los dirigentes de la mayor de las Antillas de aprovecharse de las necesidades del pueblo cubano, ya que "durante a帽os no han sido capaces de proveer de los bienes y productos de primera necesidad para satisfacer las necesidades m谩s imperiosas".
A su juicio la rentabilidad del negocio de las visas radica en que los viajes a EE.UU. no dejan de ser "una oportunidad para resolver problemas materiales o verse con la familia". "Es vergonzoso que el gobierno cubano haya vivido de esto y, por otra parte, tampoco han utilizado ese dinero para mejorar el pa铆s", denunci贸.

Pide el cierre de la embajada de EE.UU. en La Habana

Durante su intervenci贸n, Idarmis Le贸n fue clara e hizo un llamamiento a la administraci贸n estadounidense para que valor el cierre
"El gobierno de los Castro ha violado reglas elementales de diplomacia internacional al incurrir en acciones ilegales en los procesos de adquisici贸n de visas temporales y de salida definitiva de sus propios ciudadanos. Se帽ores funcionarios de Estados Unidos es real crear un nuevo sistema para solicitar visas, donde la mayor parte del proceso se pueda hacer online", detall贸.
Esta ciudadana natural de la mayor de las Antillas fue a m谩s y acus贸 a las autoridades cubanas de estar detr谩s de los ataques ac煤sticos a diplom谩ticos norteamericanos en la capital cubana.
"Me fui de Cuba porque era imposible vivir, no pod铆a respirar y fue una decisi贸n demasiado fuerte. Al gobierno de Estados Unidos, especialmente a los funcionarios de origen cubano, les pido que pongan su mano en el coraz贸n e imaginen por un momento lo que han sido estos a帽os bajo el gobierno de los Castro. Ha sido escasez, sacrificio por nada, una vida sin sue帽os, la separaci贸n de familias enteras", denunci贸.

Comentarios

Entradas m谩s populares de este blog

Gran Cuba, ¿Agencia de Viajes hac铆a Hait铆 u otra nueva estafa del R茅gimen Castrista?

1.218 prisioneros pol铆ticos en Cuba en 12 meses

Funcionaria del Minrex Cuba miente ante Comisi贸n de la ONU que investiga los Derechos del Ni帽o en Cuba.