Requiem por Harold Cepero

Tomado del Facebook de Ivan Leyva Basul
  
Desde camaguey amigos de Harold Cepero me mandan este escrito de manera anónima.



ALMAS

Cuba, 25 de octubre de 2018

Una vez más desde el silencio, un silencio aun más aterrador, no hay palabras para describir lo que se siente en más de un alma.

Un joven cubano murió. Su nombre era Harold Cepero.

Harold Cepero murió hace 6 años en Cuba, y nosotros, un grupo de antiguos amigos y conocidos 
suyos, nunca nos enteramos, solo nos enteramos HOY, seis años después, viviendo todos dentro de Cuba: ¿Cómo pudo suceder que tuviésemos que permanecer tan aislados entre nosotros mismos y tan concentrados en nuestras propias vidas, que nunca pudimos saber del destino Harold? ¿Cómo pudo suceder algo así?

Hoy millones de personas aun no saben quién era Harold, y nosotros, los que alguna vez lo vimos, los que continuamos vivos y desfallecidos, en silencio LLORAMOS.

Hoy volvimos a recordar a Harold en un aula, su humildad, sus deseos de superarse, su optimismo, su Fe. Harold desde muy joven, pese a su apariencia humilde, tenía algo que lo hacía diferente y difícil de olvidar; era algo que no alcanzábamos a comprender; era alguna "extraña" o mística madurez intelectual y espiritual; era algo con lo que podía conquistar a más de mil corazones humanos y a él solo lo movía una insólita pasión.

Y hoy, entre un llanto oprimido en más de un pecho cubano, le pedimos mil perdones a los familiares de Harold por estas palabras. El dolor ni sabemos si será infinito. También le pedimos a Dios algún consuelo.

No sabemos. No entendemos.

¿Por qué nunca supimos que Harold había muerto?
¿Por qué Harold fue expulsado de la universidad?
¡¿Por qué no pudimos estar en el momento de esa expulsión para impedir esa injusticia?!
¿Por qué luego no se podía mencionar a Harold?
¡¿Por qué nunca nadie nos dijo que Harold había muerto?!
¿POR QUÉ AUN TODOS CALLAMOS?
¡¿Cómo han podido hacernos esto?! A nosotros, alumnos, universitarios, intelectuales, cubanos?! ¡¿Cómo han podido hacernos esto?!
¡¿Dónde está hoy la vergüenza, la sensibilidad humana, el decoro, la justicia, la ética?!
¡¿Qué dolor es este, que nos espanta, que hace que nos escondamos para llorar donde nadie nos vea, y luego como insensibles tengamos que disimular, secar nuestras lágrimas, no hablar, no decir nada, callar y continuar con nuestras vidas para seguir sobreviviendo?!
¡¿Qué dolor es este, le preguntamos a Dios?!
¡¿Dios Creador nuestro, qué dolor tan horrible es este que estamos sintiendo?!
Te pedimos Dios, que tengas a Harold en tus brazos. Harold solo estudiaba, leía, hablaba de derechos humanos y soñaba con un mundo mejor. Harold era querido y Harold creía en ti Dios.

¡¡DIOS, TE IMPLORAMOS QUE NOS MIRES, QUE MIRES TODAS ESTAS ALMAS NUESTRAS!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Muere jóven en Pinares de Mayarí Holguin asesinado por la policia cubana

Gran Cuba, ¿Agencia de Viajes hacía Haití u otra nueva estafa del Régimen Castrista?

Noticia de última hora, se descarrila un tren cargado de combustible en San Luis, Santiago de Cuba