Solavayas del Año


Mariela Castro
Se acabó, por fin, la disimuladera. Se acabó eso de coincidir en el mismo lugar —la Asamblea Nacional—, entre gente —focas de circo registradas como diputados—, y disimular, y no reconocerlo de una vez y para siempre.
Se acabó ya que ese amor no se atreva a decir su nombre, no se atreva a gritar hacia la tribuna las dos sílabas que constituyen esa palabra, ese principio elemental que él le enseñara un día, tomándole su índice de bebé y llevándolo hasta apuntar su pecho de general tan condecorado, para hacerle repetir: Pa-pá.
leer más


from Diario de Cuba http://bit.ly/2BS542C
via RedxCuba

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Muere jóven en Pinares de Mayarí Holguin asesinado por la policia cubana

Gran Cuba, ¿Agencia de Viajes hacía Haití u otra nueva estafa del Régimen Castrista?

Noticia de última hora, se descarrila un tren cargado de combustible en San Luis, Santiago de Cuba